Control de la corrosión

Filtration Solutions to Efficiently Control Corrosive Gases

Los equipos electrónicos pueden sufrir corrosión si los gases corrosivos, como el ácido sulfhídrico, atacan a controles informáticos sensibles y a otros sistemas electrónicos críticos. Estos gases atacan a los conectores de bordes y de clavijas, a los zócalos enchufables de circuito integrado, a las conexiones arrolladas y a otros componentes microelectrónicos. Si estos gases corrosivos no se controlan, su presencia puede provocar bloqueos de corriente, puntos de conexión frágiles y el sobrecalentamiento de los sistemas. El resultado de todo lo anterior puede ser la avería de las placas de circuito, costosas reparaciones y, a la postre, la interrupción de la actividad de la planta.

AAF International es consciente de la necesidad de ofrecer sistemas de filtración de partículas y de gases para entornos de control de procesos. El empleo de estos sistemas puede:

  • Evitar la interrupción del proceso debido a averías en los equipos de control.
  • Mantener una elevada eficiencia del proceso.
  • Prolongar la vida útil de la tarjeta de circuitos y reducir los costes de sustitución.

 

La protección de una sala de control industrial incluye, como mínimo, su presurización con aire purificado. Esto evita que los gases corrosivos entren en la sala de control y generen corrosión en los circuitos. Además, el aire de recirculación puede requerir su limpieza si la sala es una zona de tráfico elevado o si hay otras fuentes internas de contaminantes. La familia de productos SAAFTM de AAF International se ha creado para satisfacer estos objetivos de filtración, así como para supervisar el estado del aire dentro del espacio. Así, por ejemplo, los depuradores SAAFTM Deep Bed filtran las entradas de aire exterior de los sistemas HVAC para presurizar las salas de control con aire purificado. Las unidades de recirculación SAAFTM recirculan y purifican el aire dentro de las salas de control a través de la eliminación de los contaminantes generados en espacios interiores (es decir, los derivados de la actividad del personal, los procesos interiores, etc.). Las unidades de presurización y recirculación SAAFTM absorben tanto el aire exterior como el interior para ofrecer una corriente de aire purificado que mezcla aire exterior e interior. La proporción de aire exterior presuriza la sala de control e impide que los contaminantes se infiltren en el espacio interior. Los cupones de control de reactividad SAAFTM  constituyen un método pasivo de supervisión intermitente de la calidad del aire en el interior de salas de control. La tecnología SAAFShield® ofrece un sistema en tiempo real para el control de la calidad del aire ambiente y la comunicación con los sistemas de gestión de edificios.

¿Tiene alguna pregunta?


Contacta con nosotros:
+34 916 624 866

o busque su departamento local

Productos y soluciones

Case Studies
Contacto
Top of Page